Home » Eventos bodiles » Aun quedan días de verano… Recordando la Embajada del Verano en la Calista One Summer Party

Aun quedan días de verano… Recordando la Embajada del Verano en la Calista One Summer Party

 

Ahora que parece que el verano nos abandona, y que damos por finalizados los largos días de verano con sus infinitas noches es el momento más apropiado para soñar despiertas recordando la última edición de la Calista One Summer Party que como siempre superó todas nuestras expectativas!

En esta ocasión Sandra San Segundo, alma mater de Calista One e Indira Anzola de D-Pleis creadores de eventos & deco nos convocaron en una casa situada en La Moraleja localizada por De Place en Place para disfrutar de un picnic de lo más chic, una auténtica Embajada del Verano, tal y como nos adelantaban en la invitación.

Nos recibieron con un puesto de conservas, distintas variedades aceitunas, panes artesanales, patatas fritas artesanales y agua infusionada del catering Inés & Co (idea genial para vuestra boda!), del que es socio Fabián de la primera edición de Masterchef, y mientras aprovechábamos a saludarnos y ponernos al día  pudimos  hacernos fotos con pamelas y canotiers de la firma David Christian en el precioso rincón que montó Memorias del Ayer con una romántica cortina de tul rosa que colgaba sobre las ramas de un árbol y unos delicados cojines de tela sobre alfombras de rafia en el suelo o descubrían en que zona debían sentarse en la cena que les esperaba, localizando un número colocado en las gafas que Flamingo regaló para disfrutar de la puesta de sol (Las mías, de color rosa, se convirtieron en mi “uniforme” para la temporada wedding!). Las fragancias de 4711, colocadas sobre un columpio en otra de las ramas del árbol, aromatizaron la fiesta con pimienta rosa & pomelo y naranja sanguina & albahaca.

La sorpresa vino cuando descubrimos “La Embajada del Verano”. Un magnífico escenario con dos grandes tipis y una zona de sofás y cojines, diseñados y fabricados por Trastología, que parecía encontrarse en medio de un jardín secreto con un lago, gracias a la pared de cañas de bambú y a la transformación de la piscina con plantas flotantes sobre un agua teñida de verde, de las que se encargó Vincapervinca.

“Un lugar donde sopla el viento y los pájaros cantan. Que huele a hierba recién cortada y a flores. Donde sonreír es inevitable y celebrar: una rutina. Donde el sol se mira en el agua y las nubes sueñan con estar.” – Emma Baizán.


Una explosión de color rosa y verde de grandes cantidades de peonias de distintos colores, claveles, hortensias, menta… que colocó La Sastrería de las Flores en jarrones esmaltados en verde, de cristal labrado y cestones de flores para dar un toque campestre bajo finos manteles, decoraban las mesas. Una decoración exquisita y muy muy cuidada!

El espectáculo gastronómico estaba servido fiel a la temática de la fiesta y digno de cualquier evento y para inaugurarlo, se realizó un brindis con champagne Moët & Chandon, que se podía coger de cestas de picnic llenas de flores de Vincapervinca.

Indira de D-Pleis decoró una mesa llena de menaje con platos y cuencos de Iuka, cubiertos de madera y servilletas de rayas y cuadros vichy elaboradas para la ocasión por Mantelroom, para que los invitados los pudieran servirse la comida que deseasen de cada uno de los rincones.

Uno de los imprescindibles de cualquier picnic, la tortilla de patata, fue uno de los puestos estrella de la fiesta, gracias al showcooking que montó el catering La Bonnotte.

El catering Villa Real sorprendió con una degustación de cremas frías como gazpacho de fresas vichissoise de berros y sopa de pera y crudités acompañados de humos distintas salsas como yogur queso stilton y miel con trufa y con su mesa decorada como un mercado de verduras.

El catering Gratia elaboró distintas recetas con una cuidada presentación de sándwiches de pollo al curry & lacón con brie, wraps de humus con verduras y queso de cabra & salmón con aguacate, baguetinas capresse & inglesas y mini pitas de salmón con cremoso de alcaparras y eneldo & queso suizo y mostaza dulce y mini bagels de crema de queso con pepino & atún con pimientos y huevo.

No podía faltar el toque fresco de la fruta y el catering Isensi se encargó de elaborar zumos naturales de naranja, manzana pera y frambuesa & limonada y brochetas de fresas y arándanos, piruletas de sandia y yogur con macedonia.

 

Uno de los postres fue un delicioso buffet de tartas estilo “home made” de The Sweestest Lab con bakewell con frambuesas, tarta de manzana, peach galette y tarta de cerezas. Y otro de los rincones dulces con elaboraciones de Virginia Fairy Cakes en forma de pasteles como brownie, cheesecake lemon pie, new york cheesecake, macarons y cookies rellenas de dulce de leche.

Weddink se encargó de caligrafiar cada uno de los nombres de quienes hicieron posible la fiesta y los cartelitos para identificar las propuestas gastronómicas, con plantas, flores y bichitos inspiradas en la invitación que diseñó para la fiesta.

 

Y al caer la noche, el espacio se transformaba en un cuento: los tipis iluminados por cientos de bombillas de Trastología y un fiestón amenizado por el dj Mickey Pavón, en la que no podían faltar los cócteles de June y el agua de Auara. Una noche que quedará inmortalizada por Bossanova Weddings y Muy Muy Felices.

Sin duda, con cada edición Sandra nos sorprende aún más y ha conseguido que deseemos con más fuerza, si cabe, la llegada del verano. Brindo por tus éxitos amiga y espero celebrar muchas más ediciones de la #calistaonesummerparty!

Calista One Summer Party, la Embajada del Verano

Leave a Comment