Home » Entrevistas » Entrevista a Josechu Santana

Entrevista a Josechu Santana

Es habitual en el mundo de la moda y los eventos, vernos sumergidos entre palabrería hueca y personas vacías que poco pueden aportar. Sin embargo, hay otras personas que parecen llevar una luz interior que desborda a través de su talento y trabajo y que son capaces de transmitirnos la pasión por las cosas que hacen; este es el caso de  Josechu Santana, diseñador de vestidos de novia que nos abrió de par en par las puertas de su taller en Gijón y nos regaló la siguiente entrevista.

PS- ¿Cómo se trabaja en Josechu Santana? ¿Cuál es vuestro método de trabajo?

JS- Actualmente la marca se ha orientado hacia la filosofía de volver a los orígenes: Trabajar menos pero mejor. Apostar por el resurgir de la labor inicial volviendo a los origenes de la firma.

Como diseñador desarrollo mis trabajos en  la mesa de corte, elaborando la prenda, montando desde cero cada vestido sobre el maniquí. Para mantener la esencia de la marca es fundamental conservar el estilo artesanal, conservar el gusto por el corte, los patrones… A partir de esa forma de trabajo, surgen las colecciones que marcan la línea del taller.

Cuando la clienta viene al taller, bien sea para novias o para trajes de fiesta, se prueban los diferentes modelos y se les orienta. En caso de que traigan su propia idea se realiza un diseño personalizado. En ocasiones, a partir de las demandas de las clientas surgen ideas, la necesidad de “algo nuevo”.  Los nuevos diseños motivan mucho, se diseñan 10 o 12 y luego a lo mejor funcionan 4, pero lo otro es aprendizaje que vas adquiriendo y ayuda, y eso sólo sale haciéndolos.

Entrevista Josechu Santana

Vista del atelier de Josechu Santana

PS- ¿Orientais a las novias?

JS- Absolutamente, al 100%, desde el corte del vestido, el tipo de peinado y hasta los complementos. De esta parte se encarga fundamentalmente mi mujer y socia María Arguelles.  Ella es la que está permanentemente con el público, yo sólo en ocasiones, y es la que ve a todas las novias y les dice lo que les va y lo que no. María es la parte más práctica, el complemento ideal; estudia constantemente las tendencias, está al tanto de la moda, y da el toque final a cada look asesorando a todas las clientas.

Llevamos dedicándonos a esto desde hace muchísimo tiempo, y eso confiere una experiencia y una seguridad que se transmite a las novias y que ellas agradecen y valoran.

PS- ¿Ahora que las novias tienen acceso a tantas fuentes de información (internet, TV, foros, blogs…) vienen más confusas o  con las ideas más definidas? ¿Tanta información es buena o mala?

JS- Bueno, ha habido una época que fue muy mala porque algunas novias venían pidiéndote trabajos de otros y había que negarse a meterse en ese compromiso; se les ofrecía hacer algo del estilo si le gustaba. No copiamos trabajos ni hacemos encargos fuera de lo que es nuestra línea. A veces tienes que hacer trabajos que no son de tu agrado pero intentas que salga contenta y que esté guapa de verdad.

PS- ¿Qué es lo más importante que el vestido sea bonito o que la novia esté guapa?

JS- Bueno, yo intento que el vestido sea bonito, hacerlo estéticamente bonito. Cuando estás trabajando, lo haces sobre un cuerpo imaginario, sobre un maniquí y te estás imaginando una prenda muy femenina que tiene que quedar bien por fuerza. Si la has hecho bien, la has hecho bonita se consigue que la novia esté guapa… otra cosa es que sea el estilo de la novia en cuestión, que le vaya. Contrariamente a lo que se puede pensar la clienta más difícil es la alta y estupenda ya que cualquier cosa que se pruebe le va a quedar bien y va a ser difícil que elija porque le va a gustar todo. Cuando viene una niña estupenda digo “Madre que complicado”.

Entrevista Josechu Santana

PS- ¿Es cierto ese mito que cuando te pruebas tu vestido lo sabes?

JS- Si, absolutamente, y suelen ser los vestidos más personales. Nosotros, cuando hacemos colección haces vestidos que ves que son comerciales, que van a funcionar y que se van a vender. Sin embargo hay otros que son muy tuyos a partir de una idea muy personal y de repente aparece esa novia y dice “Este es mi vestido”. Eso es una satisfacción inmensa para mi; casi son los vestidos que mas me gusta hacer.

Estamos haciendo un vestido que sale ahora para Japón que me empeciné en hacer y ese vestido fue una cosa muy personal mía para una clienta japonesa que me habló en una feria pero sólo lo entienden las japonesas. Es algo que aquí no ha funcionado nunca.

En España, Barcelona siempre ha sido muy bien para mi porque se han vendido vestidos más atrevidos, más informales, incluso minifalderos, cosas más divertidas que hemos hecho y que se salen de la estética más clásica.

PS – ¿Crees que cuando las novias llevan un vestido de Josechu Santana se nota?

JS – Yo creo que si. No soy el más indicado para decirlo pero nos dicen que si, se notan nuestros vestidos. Quizás sean las calidades, el corte… hicimos una encuesta con distribuidores y nos dieron la mejor nota de relación calidad precio. Yo siempre he sido un enamorado de las calidades, nunca me ha importado comprar tejidos caros si me gustaban. Luego eso se nota cuando el cliente lo lleva.

Desde Josechu Santana se han hecho cosas muy creativas, muy radicales aunque su imagen como marca está más asociada a una línea muy clásica.

PS – ¿Con qué tipo de materiales trabajais?

JS –  De todo: organzas, mikado, ahora se trabaja mucho el mikado. .. El vestido va forrado, va armado… no es una tela nada más. Los tejidos, los entretelados son los que le dan cuerpo al vestido.

Entrevista Josechu Santana

PS- ¿Cuál es el diseño que más satisfacción te ha dado ver terminado? Tu favorito

JS – No se… un pedido que tenemos preparado para Japón y que es una mezcla de dos vestidos muy especiales que me gustaban muchísimo uno se llamaba “Bon Temp” y otro se llamaba “Colette”  y quise hacer una mezcla de los dos. Pero no tengo uno, de verdad, he hecho muchísimos y a lo mejor te satisface mucho en ese momento pero luego pasa.

Hicimos uno que se llamaba “Dune”, hace muchísimo,  que fue muy comercial… o el “Rosas” con un encaje…  de 1989; aquel fue muy importante en nuestra carrera porque hicimos una feria en Madrid y vinimos con un montón de pedidos de ese vestido. Fue un record en feria.  Cada vez que entraba una cliente era “¡Ese vestido!”, fue muy importante pero lo veo ahora y no; ahora lo veo gracioso y atrevido en su época pero… lo veo ahora y digo, le falta cantidad de oficio ¡es verdad!

A lo largo de los años he trabajado intentando perfeccionar la arquitectura de la prenda, cómo está construida, porque tampoco son tiempos de demasiadas florituras ni adornos. Y se debe intentar ir a hacer algo sencillo pero bien construido.

PS – Volviendo la vista atrás… ¿Cómo empieza Josechu Santana?

JS – Empiezo en este mundo por mi familia, porque mi madre se dedicaba a esto en el País Vasco, en San Sebastián y ella montó una tienda en Oviedo en el 78 que llevaba una hermana mía… yo estaba estudiando y aborrecía este mundo porque lo había visto en casa siempre y conocía las dificultades que conllevaba. Evidentemente era una negocio que funcionaba y gracias al cual mis padres sacaron adelante a los 8 hijos.

Mi madre era una fiera en el taller, llegó a tener dos turnos de trabajo. Eran otros tiempos, no había condiciones laborales ni seguridad en el trabajo… era: “¡Hay que hacer vestidos!” pues venga, a trabajar.

Empecé la carrera en Madrid y no la terminé y un día dije” Tengo que hacer algo ¿porqué no pruebo con la moda?”. Era muy aficionado a la pintura, estaba en San Sebastián sin hacer nada y me vine a Oviedo en el año 81. Mi hermana se casó y abandonó la tienda y mi padre me ofreció venirme. No conocía Oviedo ni Asturias pero me vine y empecé a encontrarme cómodo en Oviedo y en Asturias, el trabajo no me terminaba de gustar porque yo estaba vendiendo lo que hacían. No me gustaba el trabajo pero era un sueldín.

Veía las colecciones en las revistas y me dije ¿porqué no hago yo esto? Y me decidí a aprender el oficio en el taller; conocí a María y fuimos los dos… yo me centré más en el corte y María más en el diseño. Y empecé a hacer cosas con ella, empecé a hacer vestidos en la tienda de Oviedo y empecé a salir con el coche a venderlos por ahí.

Mi primera clienta fue en Santander, una señora que sabia mogollón, era una modista famosísima en Santander y se llamaba “La cotera” era una señora que había vivido en París, se había formado allí, tenía ochenta y muchos años cuando yo la conocí y llegué allí con mis vestiditos y le hizo gracia. Le gustaron, pero me dio un repaso… Fue muy constructivo, me dio su opinión sobre los cortes… Yo he tenido clientas modistas que me han enseñado mucho.

Así empezamos, haciendo colecciones y saliendo a vender fuera por España; tuvimos alguna experiencia fuera en Italia pero pequeñas cosas. Lo importante era afianzar una marca y que funcionase y así ha sido.

PS- Lleva toda la vida en el sector nupcial, ¿cómo ha visto la evolución? ¿Ha habido relevo generacional en el negocio de la moda nupcial?

JS- No ha evolucionado muy bien, en general. En muchos casos no se entiende el oficio, no se ha entendido bien el concepto de negocio. Se ha perdido la artesanía del oficio: en Asturias por ejemplo en el campo de los diseñadores sólo quedan 2 o 3. Se ha tendido a las grandes marcas, perdiéndose por el camino las pequeñas tiendas multimarcas.

De la mano de Josechu recorremos el taller: el probador, la sala de corte… El ambiente que se respira es de un trabajo artesanal, muy familiar.

Entrevista Josechu Santana

Zona de corte y patronaje

JSActualmente digitalizamos todos los modelos, los escalamos y  sale ya el patrón en estos plotter preparado para cortar todas las piezas del vestido en talla 40. Después se va adaptando a las medidas del cliente y lo puede cortar cualquiera que sepa cortar un poco. Me empeñé hace años en informatizarlo el proceso un poco y es fundamental. Esos patrones que hago yo van digitalizados y escalados.

También hacemos esos vestidos por encargo, quiero este dibujo, esta tela… pero sólo por encargo porque si no te obliga a tener unas existencias brutales y la experiencia me ha dado sabiduría en eso. O tienes una cadena de producción de pret a porter o no te salen los números y si haces colección de fiesta para tenerlo para costura… te estas metiendo en tejidos, colores, tallaje… es muy bonito pero hagámoslo de uno en uno. El pret a porter es un mundo aún más complicado que la moda nupcial.

PS- Hablamos ahora de una faceta tuya que mucha gente desconoce y es que diseñaste el vestuario para la producción de las zarzuelas  “Agua, azucarillos y Aguardiente y La Gran Vía” del Ayuntamiento de Oviedo y estrenadas en el Teatro Campoamor de esa ciudad. ¿Qué tal la experiencia? ¿va a haber más aventuras en el mundo del teatro?.

JS- Muy bien, y si hay más aventuras bienvenidas sean. Me gustó mucho el proceso creativo, estuve todo el mes de enero haciendo los dibujos en una mesa. Eran un montón de personajes en concreto la Gran Vía, era de locos con personajes a tope; les gustó mucho cuando se los presenté los dibujos.

La producción la llevó un taller de Oviedo y nosotros alguna cosa que no pudieron ellos, como la calle Sevilla muy exagerada con medio traje hecho y medio deshecho y la calle Agua.

Entrevista a Josechu Santana

Vestuario de la Agua, azucarillos y aguardiente- La Gran Vía diseñado por Josechu Santana

PS – ¿Mucho más creativo que las novias?

JS – Es diferente, te inspiras en cánones antiguos y libros de moda de mil ochocientos y pico.

PS- ¿Hiciste mucha investigación?

JS- La suficiente, pero luego ya empezamos a improvisar cosas. Lo que pasa es que luego no se pudo llevar a la práctica lo que había diseñado porque claro… había cosas auténticas, trajes…Para el coro eran unas pocas variantes y luego se adaptaron, pero los personajes principales eran muchos y luego fue imposible llevarlo todo a cabo según los diseños.

PS- Ya para finalizar, ¿cual es el próximo reto?

JS- Seguir creando, desarrollar la nueva colección y ofrecer ideas nuevas. Disfruto trabajando en el taller sobre el maniquí, ir dándole forma al vestido. La inspiración viene trabajando sobre el maniquí, trabajando mucho. Las tendencias, la moda que se ve en la calle influyen mucho, sirven como inspiración. LA INSPIRACIÓN ES PURO TRABAJO. Es un trabajo también con una parte muy técnica, cuidando mucho el corte que es nuestra seña de identidad.

Entrevista a Josechu Santana

Hasta aquí nuestra entrevista con Josechu Santana; no podemos más que agradecerle su amabilidad, y el habernos abierto de par en par las puertas de su “casa” y regalado este ratito de entrevista.

One Response so far.

  1. Markos dice:

    Si señor…ese Josetxu…..oe..oe..oe….

Leave a Comment